Genética de la emoción: el origen de la enfermedad, del Dr. Antonio Alcalá Malavé

genetica-de-la-emocion-195x300Elegí leer este libro por un solo motivo: no sucede todos los días que tenga una la suerte de encontrar el unicornio blanco de un científico que se declare abiertamente creyente en Dios, menos aún que tal unicornio/científico creyente haya escrito un libro donde expone unas teorías tan insólitas para la sociedad actual, donde ha echado raíces y adquirido carta de cuasioficialidad el cientifismo ateo a ultranza y la falsa dicotomía entre ciencia y fe. Normalmente, libros sobre tales teorías suelen venir de manos de autores que nada o poco tienen que ver con la ciencia y, por ello, son inmediatamente despreciados y ninguneados por la corriente pseudooficial del ateísmo cientifista militante.

Pues bien, el doctor Antonio Alcalá Malavé puede presumir de un currículum a prueba de toda duda -es especialista en oftalmología y neurología e la visión, neurocientífico y experto en hipnosis clínica regresiva, bioquímica cerebral, biología neuronal y ADN; ha recibido cuatro premios nacionales de Medicina y es académico de la R.A. de Medicina y Cirugía de Cádiz y académico de mérito de la Academia Malagueña de Ciencias- y, sin embargo y pese a ello, dedica este libro a Dios y expone con total convicción, seriedad y solvencia su teoría de que gran parte de las enfermedades crónicas o de origen aparentemente no explicable por cualquier otra causa verificable empíricamente tienen sus raíces en vidas pasadas y en errores de amor que cometimos en ellas y cuyo daño arrastramos a la vida presente en forma de enfermedad. Estas afirmaciones no son insólitas, pero adquieren especial interés por ser un científico quien las sustenta.

No sólo eso; en Genética de la emoción, el Dr. Alcalá aduce estudios, realizados por él mismo o por otros, y pruebas que apoyan su teoría. Es por ello por lo que la lectura de este libro resulta de especial interés para un público muy amplio, formado tanto por aquellos que creen en la reencarnación y desean leer más sobre los supuestos efectos de los pecados de otras vidas en la vida actual en forma de secuelas psicosomáticas, como por quienes, no creyendo en la reencarnación, tienen curiosidad por saber algo más sobre nuevas teorías de la comunidad científica para tratar de explicar enfermedades y males de todo tipo que escapan a otras posibles explicaciones.

El libro tiene dos partes bien definidas. Una parte es más técnica y especializada, y consiste en una breve -aunque nada fácil de entender- explicación sobre el ADN, el genoma, los genes, los cromosomas, la herencia genética, la célula y su función… Como digo, aun estando dirigida a profanos, su lectura no resulta nada sencilla, pues son conceptos que no se pueden aprehender en una lectura de media hora en el sofá de casa por parte de alguien que jamás ha tenido ningún contacto con esa área del saber. Sin embargo, algo de ello queda, y basta un pequeño barniz para adentrarnos aún más en lo que el autor quiere compartir con nosotros. En este bloque podemos englobar también, aunque en un nivel de dificultad mucho menor, el listado de enfermedades o de órganos y partes del cuerpo susceptibles de ellas y el supuesto pecado o error de amor que puede estar en su origen, cuando se trata de una enfermedad que no se puede explicar por ninguna otra causa, o incluso si es explicable por otra causa, pues puede haber muchos factores coadyuvantes.

Una parte intermedia, mucho más accesible, trata sobre los métodos hipnóticos que utiliza el Dr. Alcalá para ayudar a sus pacientes a rememorar vidas pasadas.

Por fin, se nos narran dos casos de pacientes que hicieron regresiones ayudados por el Dr. Alcalá Malavé, y el beneficio real que obtuvieron de ese tratamiento.

Estamos ante un libro que supone una excepción a una norma que parece acallar toda disidencia -aunque es presumible que, como en tantos otros casos de opiniones supuestamente unánimes, tal unanimidad no existe y se da el fenómeno de espiral del silencio-: la arriba mencionada, según la cual hay que elegir entre pensamiento científico y empirista -sólo existe aquello que captan nuestros sentidos y aquello que se puede demostrar por el método científico- y pensamiento espiritual, religioso o místico, cuando tal separación es muy reciente, por lo cual podemos deducir que es bastante artificial. Es de suponer que, conforme vaya pasando el tiempo, aparecerán más publicaciones de este tipo. De momento, resulta refrescante y alentador que se haya abierto un resquicio en ese uniforme panorama y que podamos comprobar, por si no lo habíamos comprobado ya, que no todo es blanco o negro.

Genética de la emoción es un libro breve, de lectura apasionante pese a su carácter sucinto, donde hay abundantes referencias a otros trabajos -bien sean experimentos o estudios, bien publicaciones- de otros autores, tanto científicos como legos en ciencia, y ésta es -a mi modo de ver- la parte más enriquecedora, pues se nos abre la puerta a aumentar nuestro conocimiento sobre el interés de la ciencia por los temas espirituales o místicos, sin menoscabo de la seriedad de la actividad científica desempeñada por cada autor en cuestión. También habría resultado muy interesante haber podido leer más historias clínicas recogidas por el autor durante su experiencia como médico e hipnotista, historias de personas reales con las que el lector se puede identificar. Por tanto, el libro sabe a poco -entiéndase esto como elogio- y es de esperar que el autor retome este tema en próximas publicaciones.

 

Descargar

You may also like...

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.