Category: Literatura

Literatura

0

El segundo sexo, de Simone de Beauvoir

el-segundo-sexo-simone-de-beauvoir-195x300Título: El segundo sexo
Autora: Simone de Beauvoir
Editoriales: Cátedra y DeBolsillo
Páginas: 912

Existen ocasiones en que, sin quererlo, la reseña se me convierte en crítica, y otras en que, como va a ocurrir con esta, no hay manera de que llegue a ser reseña, sino más bien una necesidad de compartir con todos ustedes una lectura que me ha marcado a lo largo de los años.

Leí El segundo sexo, de Simone de Beauvoir  hace casi tres décadas, demasiadas como para no haberlo releído en más ocasiones, aunque verán, recuerdo que ya cuando lo leí por primera vez, que tendría algo así como 17 años, me marcó profundamente, aunque aquellos que me conocen, ya saben que a los 17 ya venía yo muy resabiada sobre los temas de feminismo y discriminación de la mujer.

0

Los libros repentinos, de Pablo Gutiérrez

los-libros-repentinos-177x300Los libros repentinos es una carta de amor -un poco triste, muy sórdida a menudo, pero muy bellamente escrita; porque, como decía Unamuno (¿o era Baroja?), hay paisajes (o amores) tristes, pero feos, no. Y en este caso, estamos ante una carta de amor a los libros, a la literatura, que siempre nos da algo, aunque creamos no estar entendiendo lo que estamos leyendo o aunque en un primer momento no nos llene o no nos esté entreteniendo.

La protagonista es una señora mayor llamada Reme que, tras enviudar y por accidente, recibe una caja llena de libros (los dos hechos no guardan relación entre sí). Se trata de libros de los autores más representativos de la literatura española contemporánea y de los siglos XX y XIX: Baroja, Azorín, Unamuno, Ortega y Gasset, Pérez Galdós, Clarín… Ella los lee todos y pasa de ser una señora de barrio proletario más a ser toda una agitadora social, una rebelde sin causa -puede ser cualquiera, eso no es lo importante- pero con motivo, y ese motivo son sus lecturas.

0

La muñeca de Kokoschka, de Afonso Cruz

la-muñeca-de-kokoschka

Los pájaros estaban mudos. Todos callados en sus jaulas.
̶ Los pájaros están estropeados  ̶  dijo Bonifaz Vogel.
̶ No se puede cantar cuando el mundo está deshecho en cenizas  ̶  dijo la voz. Nadie querrá comprar pájaros que cantan en silencio.
̶  Tiene toda la razón, señor Vogel, pero ¿qué podemos hacer?
̶  Yo sé algunas canciones. Es preciso enseñar a cantar a los pájaros de nuevo.

Eso dice Bonifaz Vogel, uno de los personajes de La muñeca de Kokoschka y sospecho que eso hace Afonso Cruz. Enseñar a los pájaros a cantar de nuevo en un mundo en el que el ruido de las bombas, el ruido en general, no los ha dejado afónicos, pero sí sin música. Y esta novela es toda una partitura frente a la barbarie que reconforta mucho tararear.

0

La sombra de la sirena, de Camilla Läckberg

la-sombra-de-la-sirena-225x300

Ya sabemos cuál es, hasta ahora, el mejor libro de la colección de Crímenes de Fjällbacka, popular en toda Europa. Lo dijimos en este mismo blog. Por mayoría aplastante, los lectores parecen haber decidido que es Las huellas imborrables. Ahora bien, ¿cuál es el segundo mejor? Si me lo preguntan a mí, diré que está la cosa reñida entre Los gritos del pasado y el título que hoy comentamos: La sombra de la sirena.

En lo que definitivamente sí vence con claridad y dominio La sombra de la sirena es en capacidad perturbadora, porque a fe que la historia que cuenta, y los pasajes que la autora elige para contarnos la historia de algunos de los personajes más desventurados, es tremenda. Pero, y vano es negarlo, la vida, desgraciadamente, es así. En La sombra de la sirena no encontraremos -aunque también- tantos lances humorísticos y ligeros como en entregas anteriores; La sombra de la sirena se caracteriza por tener un tono algunos matices más oscuro que La princesa de hielo y sus sucesores. Tanto, que a veces dan ganas de retroceder ante lo que se nos cuenta y ante la crudeza con la que se nos cuenta -aunque una crudeza muy natural, muy creíble, sin cargar la mano, cosa que habla muy bien del estilo de Camilla Läckberg-; pero así es la vida y así son los seres humanos cuando se hacen daño unos a otros.

0

Aforo completo, de Saúl Cepeda Lezcano

Aforo_Completo-199x300Título: Aforo completo
Autor: Saúl Cepeda
Editorial: Tropo editores
Páginas: 243
ISBN: 9788496911840

 Es curioso, ni por la portada, ni por el título, ni por lo que cuenta en la contraportada hubiese yo leído este libro. Porque así es la vida, la vida de lo que nos interesa y de lo que no nos interesa, pero lo que no nos interesa también existe, y desde luego nos afecta.

Siempre he sido un ave nocturna, pero mi rollo no siempre han sido las noches tranquilas de hoy, ya saben, salir con los amigos, cenar y larguísimas sobremesas hablando de cultura, política… (Y sí, también de hijos, claro!) Hubo un día, eso sí, hace ya muchos años, en que la noche se llamaba como se llamasen los garitos de moda, buena música rock y heavy que yo nunca he apreciado demasiado, supongo que por mis problemas con el inglés, siempre he sido mucho más cercana a los cantautores, tanto españoles como franceses, pero esto es lo que tienen los buenos amigos, que tiran de uno y al final de todos se aprende.

0

Génesis, de Miguel Carini y Jorge Riet

genesis-244x300Génesis no es sólo un libro hermoso, aunque es muy hermoso, de la misma forma que no es sólo un libro valiente, aunque es muy valiente. Génesis es un libro que contiene un detalle de genialidad. Es hermoso porque tanto el texto de Jorge Riet como las magníficas ilustraciones de Miguel Carini lo son, es valiente porque incluso para el camino fácil habría sido necesario valor, y sin embargo tomaron el difícil: basarse en una traducción de uno de los primeros evangelios, anterior a la biblia. Pero la vuelta de tuerca, el rasgo de genialidad al que me refería, consiste en narrar el Génesis en primera persona. “Yo quise que hubiera un comienzo””. No es una simple elección de narrador, no es una cuestión de técnica literaria, es una decisión que crea una atmósfera tan especial que impregna todo el libro. El lector no sólo asiste a la creación de un mundo, sino que lo hace mirando a los ojos al Dios que lo crea, un Dios que en pocas otras obras se muestra tan humano.

0

La piedra lunar, de Wilkie Collins

la-piedra-lunar-194x300

Considerada por algunos, léase T.S. Eliot, como la primera y “la mejor novela de detectives de la literatura inglesa”, La piedra lunar cuenta la historia de un valiosísimo diamante amarillo, custodiado por tres brahmanes en un santuario hindú, sobre el que pesa una maldición. La joya, robada tiempo atrás, es legada en herencia a la joven Raquel Verinder por el día de su cumpleaños, fecha en la que habrá de volver a desaparecer, después de una cena repleta de invitados, todos ellos, junto al servicio de la casa, presuntos sospechosos.

Escrita bajo los efectos del opio, consumido en principio con fines terapéuticos, Wilkie Collins, que llegaría a experimentar ilusiones paranoicas bajo dicha influencia, nos relata además las consecuencias del consumo del láudano en su novela, de la que más tarde confesaría haber escrito partes que ni si quiera recordaba.

0

Genética de la emoción: el origen de la enfermedad, del Dr. Antonio Alcalá Malavé

genetica-de-la-emocion-195x300Elegí leer este libro por un solo motivo: no sucede todos los días que tenga una la suerte de encontrar el unicornio blanco de un científico que se declare abiertamente creyente en Dios, menos aún que tal unicornio/científico creyente haya escrito un libro donde expone unas teorías tan insólitas para la sociedad actual, donde ha echado raíces y adquirido carta de cuasioficialidad el cientifismo ateo a ultranza y la falsa dicotomía entre ciencia y fe. Normalmente, libros sobre tales teorías suelen venir de manos de autores que nada o poco tienen que ver con la ciencia y, por ello, son inmediatamente despreciados y ninguneados por la corriente pseudooficial del ateísmo cientifista militante.

Pues bien, el doctor Antonio Alcalá Malavé puede presumir de un currículum a prueba de toda duda -es especialista en oftalmología y neurología e la visión, neurocientífico y experto en hipnosis clínica regresiva, bioquímica cerebral, biología neuronal y ADN; ha recibido cuatro premios nacionales de Medicina y es académico de la R.A. de Medicina y Cirugía de Cádiz y académico de mérito de la Academia Malagueña de Ciencias- y, sin embargo y pese a ello, dedica este libro a Dios y expone con total convicción, seriedad y solvencia su teoría de que gran parte de las enfermedades crónicas o de origen aparentemente no explicable por cualquier otra causa verificable empíricamente tienen sus raíces en vidas pasadas y en errores de amor que cometimos en ellas y cuyo daño arrastramos a la vida presente en forma de enfermedad. Estas afirmaciones no son insólitas, pero adquieren especial interés por ser un científico quien las sustenta.

0

Los vigilantes del faro, de Camilla Läckberg

los-vigilantes-del-faro-225x300

Verdad que, a estas alturas, incluso mucho antes, Camilla Läckberg ya ha perdido su capacidad de sorprendernos; verdad indiscutible que, para ésta que es ya la séptima novela de la serie de los crímenes de Fjällbacka, antes de abrir el libro sabemos ya al dedillo la estructura que va a seguir, qué van a decir cada uno de los personajes y casi, casi, qué les va a pasar. Estamos preparados también para que la Läckberg nos corte el rollo una y otra vez cuando el episodio está en su momento más emocionante, y para tener que ir desentrañando, paralela a la trama principal, una trama desarrollada a base de flashbacks -que también nos cortan el rollo respecto al argumento del tiempo actual- que puede tener -o no- relación con aquélla.

0

Neurogénesis, de Lluvia Beltrán

neurogenesis-196x300Estamos ante una novela sorprendente, y no por distópica ni por amarga, que es ambas cosas. No me refiero a su planteamiento sino a su desarrollo, el lector se sorprende por la evolución de los personajes, porque poco a poco introduce giros argumentales sutiles pero trascendentes que logran que la valoración que le merecen los distintos personajes vaya variando. Eso es un valor añadido en una novela como esta en la que el lector no conoce el escenario, aunque lo intuya, y necesita familiarizarse con él, es decir, la confusión ante lo desconocido no es un simple juego literario, afecta al propio lector que mantiene hasta el final la tensión de no tener claro a qué atenerse.

Neurogénesis es una buena historia, lo es por lo que cuenta y lo es por cómo Lluvia Beltrán lo cuenta, con mucho ritmo, fluidez y sin que en ningún momento decaiga la tensión. Nos sitúa en un futuro sobre cuya previsibilidad es el lector quien se formará una opinión pero que en todo caso no es gratuita, un futuro en el que se recluye a los enfermos que no pueden costearse los tratamientos para sus enfermedades en barrios aislados donde malvivir hasta malmorir tan ocultos de la vista de los ciudadanos como invisibles en la agenda de unos gobernantes cuyo rasgo característico es la corrupción generalizada. Si les digo que el resto del paisaje lo completan una protagonista con amnesia que lucha por recuperar su vida y un antihéroe que entra en el gueto a buscarla puede que no les parezca un planteamiento excesivamente original pero créanme, sí que lo es. Sólo esa foto fija que acabo de hacerles es asimilable a una historia al uso, pero si uno observa a los personajes en movimiento se da cuenta que hacia donde se mueven, gracias al talento de Lluvia Beltrán, es a un lugar alejado de tópicos, a ese lugar donde viven los personajes de las buenas novelas.